Algunos consejos para comprar un barco de pesca

 

Para ir de pesca, no depende del tipo de embarcación que seleccionemos, es decir, podemos pescar tanto en una canoa como en una embarcación tipo Riva, pero si queremos comprar un barco de pesca para salir a practicar nuestro deporte favorito, vamos a ver cuáles son los más idóneos para ello.

Si la pesca nos entusiasma y es nuestra mayor afición, es razonable que seleccionemos un barco para poder disfrutar de la forma más segura, agradable y al mismo tiempo eficaz. Hay una gran cantidad de modelos de barcos de pesca entre los que podemos elegir, cada uno tiene sus características específicas y hemos de conocer los detalles antes de tomar la decisión.

 

seguros náuticos

 

El mercado para comprar un barco de pesca ofrece una variedad de embarcaciones enorme. Desde los kayaks, habilitados con accesorios para la  pesca con caña  o embarcaciones pequeñas abiertas que poseen motores fueraborda eléctricos que no hacen ruido, o pequeñas embarcaciones cabinadas con una bañera grande específica para la pesca costera. Hay quien puede permitirse y prefiere comprar un barco de pesca de gran eslora, dotado de grandes tanques de combustible y equipado con sillas de “combate” y grandes cañas con el que poder ir cómodamente varias millas mar adentro con el fin de pescar grandes ejemplares.

 

El presupuesto es el primer punto para comprar un barco de pesca

Para comprar un barco de pesca hay que tener muy claro el presupuesto personal, puesto que adquirir una embarcación implica unos gastos iniciales y, posteriores, que han de calibrarse con cuidado. Puedes ver algunas consideraciones antes de comprar un barco de ocasión.

Se debe tener en cuenta el precio de compra más el IVA, el impuesto de matriculación para las embarcaciones nuevas con una dimensión superior a 8 m, los gastos para equipar el barco, el transporte desde el lugar de compra hasta el destino que nosotros queramos. Otro de los gastos son los trámites administrativos de esta transacción y por supuesto, los gastos anuales que suponga este barco y que incluyen el concepto de seguro, amarre, varada, reposición y mantenimiento de material deteriorado, etc. todo ello debe incluirse en nuestro presupuesto.

La eslora de la embarcación es un elemento que influye en estos gastos anteriores, por ello hay que pensar en las dimensiones adecuadas según las necesidades que tengamos y sin que esta decisión afecte a la seguridad de la embarcación.

 

Al comprar un barco de pesca debemos fijarnos en la cubierta

A la hora de comprar un barco de pesca hay que elegir entre dos grandes tipos de barcos para pescar. Tenemos la configuración abierta o “consola central” y existe también la configuración con cabina conocida como “cuddy”, ésta también tiene el sobrenombre de “Walkaround“. En ambos casos, es importante que la disposición permita acceder al agua de manera fácil y desde cualquier lugar de la embarcación. De este modo, los ocupantes pueden cambiar de sitio y pescar donde deseen con facilidad. Es por ello, que para comprar un barco de pesca debemos darle mayor importancia a la cubierta, antes que a la cabina central.

Podéis decantaros por un central Boston Whaler Montauk 190. Esta embarcación destaca por su consola central, una configuración que permite acceder fácilmente al agua.

Las características del casco son importantes para un barco de pesca, este tiene que tener un casco sólido, que pueda resistir largas travesías en mar abierto. La velocidad es otro elemento importante y debe permitirnos un ritmo veloz y constante, durante largo tiempo sin que nos mojemos demasiado, sin que estemos incómodos y sin gastar demasiado combustible. Cuando la embarcación llegue al final de la travesía, ha de ser posible fondearla o mantener velocidades bajas de desplazamiento, incluso con grandes olas. Todo esto debe ser factible sin que el barco sea inestable. Es por ello, que el casco es de gran importancia y el diseño y construcción debe cumplir esos requisitos.

 

Un casco en “V” profunda proporciona estabilidad

Para lograr estabilidad debe ser un casco en V profunda. Éste tipo de casco tiene apertura hacia una proa amplia y lanzada. La forma en V permite controlar mejor la embarcación y mantener la estabilidad durante el fondeo. Debemos comprar un barco de pesca con casco en V profunda, incrementa la autonomía y hace que gastemos menos combustible, nos permite llegar rápidamente y de forma estable a la velocidad de planeo, incluso cargado con personas y equipamiento.

 

La capacidad del depósito es importante en un barco de pesca

Otra de las cosas que tenemos que tener en cuenta al comprar un barco de pesca es el tamaño del depósito de combustible. Un depósito de gran capacidad es muy recomendable, sobre todo si tiene el doble o el triple de la capacidad de un crucero de día o una embarcación de tamaño similar. Un tanque de unos 300 litros para un barco que tenga seis o 7 metros no es nada excesivo.

El portacañas de borda es un elemento útil y debe estar bien instalado, con la orientación correcta que permita que las líneas se mantengan separadas. Sería ideal que dispusiera de toldo como suplemento a los cañeros de popa, así podremos tener diferentes tipos de caña.

En un barco de pesca deportiva la popa y sobretodo la bañera  ha de ser amplia y no tener obstáculos, así ganamos espacio para poder pescar y un lugar donde colocar las capturas.

 

Pesca de altura y pesca de costa

Se conoce a la pesca artesanal como pesca de costa o de bajura, para practicarla hay que comprar un barco de pesca pequeño. En la de altura, los barcos son de mayor tamaño y están muy bien equipados, se realiza en alta mar navegando durante semanas o meses. Las instalaciones de refrigeración son importantes ya que la congelación es imprescindible para conservar las capturas.