Recomendaciones para la venta de embarcaciones

El mercado de venta de embarcaciones tanto nuevas como de ocasión es un negocio muy interesante, dada la afición que hay en España por la práctica de la náutica en cualquiera de sus modalidades. En los últimos años se ha conseguido poner freno a la caída de las ventas de barcos, y se aprecia una recuperación que desde todos los sectores destacan como muy positiva.

Si queremos poner a la venta una embarcación, tendremos que aprovechar los medios sociales como los foros de internet, páginas de compra-venta o anuncios en tablones de los clubes náuticos. Es conveniente que en ese anuncio demos información precisa sobre las características y el estado de la embarcación. Preferentemente este anuncio de venta de embarcación deberá estar acompañado de una fotografía, del precio de venta y de los datos de contacto.

Es muy importante que antes de iniciar el proceso de venta de la embarcación hayamos realizado toda la inspección del estado de la nave. En función del tiempo que lleva sin usar, o del mantenimiento que le hayamos dado durante los últimos años, el precio de la embarcación puede cotizar bastante a la baja. Si hay algún componente o pieza de la embarcación que no está en buen estado, hay que ponerlo en conocimiento del comprador.

seguros para barcos

Profesionalidad y confianza en la venta de la embarcación

Probablemente el potencial comprador de la embarcación querrá hacer una prueba de navegación antes de decidir si adquiere la nave o no. Para ello es importante que la embarcación que está a la venta se encuentre en buenas condiciones: es fundamental la limpieza, el orden, el buen estado de todo el material y sobretodo de aquellos artilugios de seguridad que son necesarios.

Para fomentar una imagen de seriedad, es bueno mostrar la documentación al futuro comprador, incluyendo los papeles para demostrar que estamos al corriente del pago de los impuestos y de los seguros de barcos. También vale la pena sacar una lista con el material y mostrar el estado de cada uno de los componentes de la embarcación.

Si fuera necesario, tenemos que llevar al taller mecánico nuestra embarcación antes de ponerla a la venta, y si fuera preciso, lavar los bajos de la nave para limpiarla de las incrustaciones que se acumulan en el casco. Además, es conveniente demostrar seriedad y profesionalidad en el proceso de venta de la embarcación, desde el primer contacto hasta el cierre de la operación, y tener todos los papeles del seguro para barcos en regla.