Cómo elegir el catamarán perfecto

¿Quién no se ha preguntado alguna vez cómo elegir el barco perfecto según sus necesidades? Y es que las opciones entre las que elegir no son pocas: motoras, veleros, longitud de la eslora, tipo de casco, el uso que se le va a dar… Hoy queremos abordar estas cuestiones y centrarnos en cómo elegir el catamarán más adecuado para ti: ¿nos acompañas?

Consejos para escoger tu catamarán

Si te planteas hacerte con un catamarán, lo primero que debes tener en cuenta es que su precio siempre suele ser superior al de un monocasco con la misma eslora; además, a la hora de amarrarlo en el puerto, probablemente tendrás que pagar algo más que con un monocasco debido a su mayor manga.

Aun así, un catamarán ofrece una navegabilidad mucho más cómoda porque tienen un calado mucho menor, es decir, te permitirá acercarte a puntos de la costa impensables con otro tipo de embarcación e, incluso, varar en la playa. También son perfectos para albergar a más pasajeros, ya que tienen más espacio y son mucho más estables.

 

seguros náuticos

 

Las ventajas por las que elegir un catamarán

 

  • Más comodidad: Las zonas comunes son mucho más grandes que en otro tipo de embarcaciones, lo que permite una mayor movilidad y más comodidad durante la navegación.
  • Más independencia: Cada patín cuenta con sus camarotes y su baño propio, así que la independencia entre los pasajeros es mucho mayor y, por supuesto, inalcanzable en un monocasco.
  • Menos mareos: Este tipo de embarcaciones se mueven mucho menos, por lo que la probabilidad de marearse se reduce exponencialmente.
  • Más seguridad: Al elegir un catamarán estás apostando por una embarcación que no escora, así que es mucho más estable que un monocasco.

Además de las prestaciones propias de la embarcación, muchas veces es el seguro de catamaranes lo que hace dudar entre elegir un catamarán o un monocasco. La diferencia principal reside en que un catamarán está englobado en una categoría distinta a las embarcaciones de recreo monocasco, precisamente por ser barcos multicasco. Ante las diferentes posibilidades para asegurar un catamarán, lo mejor siempre será dejarse guiar por un especialista en seguros náuticos que sabrá recomendarte cuál es la mejor opción para ti y tu barco.

Del mismo modo, si no quieres renunciar a un catamarán pero crees que no le sacarás suficiente partido como para rentabilizarlo, siempre puedes apostar por alquilarlo: se trata de una opción flexible con la que disfrutar de todas las ventajas de tener un barco en propiedad, pero sin tener que asumir los costes que supone: seguro, amarre, mantenimiento… Si lo que deseas es salir a navegar de vez en cuando durante el verano, sin ninguna duda alquilar un catamarán es una alternativa perfecta para disfrutarlo al máximo sin demasiadas complicaciones.

Actualmente, existen empresas especializadas que alquilan todo tipo de catamaranes, de diferentes esloras, habilitadas para cualquier zona de navegación y tanto a vela como a motor. Se trata de embarcaciones que están totalmente aseguradas y, por supuesto, puedes elegir si quieres un patrón o si prefieres lanzarte a la aventura.

Así que si siempre has soñado con navegar en catamarán pero no acabas de ver claro la posibilidad de comprarlo, no lo pienses más: ¡alquílalo y sal de dudas! Comprobarás de primera mano su comodidad, lo fácil que es navegar con ellos y, por supuesto, disfrutarás de una jornada genial con la familia o con los amigos. ¿Qué más puedes pedir?