10 calas de Mallorca para fondear

Navegar por aguas de Mallorca es una de esas experiencias que se quedan en la mente de cualquiera que ame el mar. Para que la experiencia sea lo más completa y cómoda, aquí vamos a mostrar esas 10 calas que son ideales para fondear una embarcación en Mallorca y disfrutar de un día perfecto.

Las mejores calas de Mallorca para fondear con nuestra embarcación

Cala Fornells

Uno de los mejores rincones de toda la isla para fondear. La cala se encuentra ubicada entre las playas de Santa Ponça y Peguera y mantiene un nivel de ocupación bajo, aunque su pequeño tamaño hace que parezca estar repleta siempre. Por su situación, ni el oleaje ni el viento serán problemas, todo ello manteniendo unas vistas ideales en las que solo se contemplará naturaleza. El enclave no dispone de demasiados detalles de equipamiento, ya que es un rincón natural de alto valor.

Cala Figuera

Esta cala es ideal para los que buscan un lugar en el que fondear para estar tranquilos pero que, además, no quieren estar lejos de zonas de restaurantes y otros lugares igualmente útiles e interesantes. El pueblo vecino a la cala resulta muy completo al respecto, por lo que es ideal bajar de la embarcación un momento para conocerlo o para disfrutar de su gastronomía. Por otro lado, el entorno natural es también excelente dando ocasión de disfrutar muy cerca de la conocida Cueva del Drach.

Cala Ratjada

La zona de cala Ratjada es un paraíso para los que lleguen con una embarcación. Hay que tener la precaución de vigilar el lugar elegido para fondear por tratarse de una zona rocosa de difícil acceso, aunque partes como la de Cala Guya son muy cómodas para cualquier navegante. En el lugar se encontrarán playas muy poco concurridas y algunos espacios como el faro de Capdepera, una oportunidad perfecta para disfrutar de un día en el mar lleno de experiencias que resultarán inolvidables.

Es Caló

Fondear en Es Caló es sencillo para cualquiera. Hay que tener en cuenta que esta pequeña y paradisiaca cala fue usada durante bastante tiempo como puerto natural por sus excelentes condiciones para el abrigo de embarcaciones, características que siguen manteniéndose intactas. La naturaleza más genuina de la isla de Mallorca también se conserva en este rincón, por lo que el relax y la tranquilidad son claves para entender lo que Es Caló puede ofrecer a cualquiera que decida fondear aquí.

Formentor

El que llegue hasta Formentor se encontrará en uno de los rincones más turísticos de la isla. Esto no quiere decir que la playa no sea tan encantadora como las otras que hemos recomendado. Al contrario, es su belleza la que ha hecho que el lugar sea tan visitado. Además, los que decidan fondear aquí dispondrán de una buena cantidad de servicios muy cerca de la playa, todo para hacer que la visita resulte cómoda y agradable en todo momento.

Es Carbó

Es Carbó es una de las zonas favoritas para fondear de muchos de los visitantes de la isla. La zona más concurrida se encuentra a unos 400 metros de la playa en los alrededores del islote de Na Moltona. Al margen de ello, lo que se encontrará el que decida fondear aquí es una playa con espacios protegidos y el pueblo de Colonia de Sant Jordi a menos de 1 km. Así, es posible disfrutar de un entorno único y de los servicios de esta localidad sin necesidad de desplazarse demasiado en ningún momento.

Cala Brafi

Cala Brafi es un espacio recomendado para embarcaciones de poco calado. Se trata de un lugar que solo cuenta con 7 metros de profundidad en su entrada, cifra que se reduce rápidamente en dirección a la orilla. La playa y sus aguas son de una pureza difícil de encontrar. Es más, se trata de una de las calas mejor conservadas de la isla, por lo que si se tiene la oportunidad es buena idea visitarla.

Cala Varques

La mejor forma de llegar a esta cala es navegando desde la zona de Manacor. Las embarcaciones se encontrarán con un lugar rodeado de suaves acantilados con unas aguas de un intenso azul turquesa. No hay demasiados servicios en la zona, ya que los alrededores están protegidos por el valor de su flora y fauna. Eso sí, es el espacio ideal para vivir una experiencia natural cargada de encanto.

Cala Mondragó

Esta cala está dentro de un parque natural, por lo que se deben mantener las normas de seguridad básicas y no esperar grandes servicios, ya que todos sus alrededores cuentan con una protección bastante alta. En el lado más positivo de la balanza hay que señalar que es un enclave de tanto valor como belleza tanto por su playa de arena fina como por sus alrededores. Eso sí, la playa no es muy profunda, por lo que se aconseja fondear a unos cientos de metros de la playa por seguridad.

Cala Auberdans

Dejar la embarcación cerca de esta cala y explorar su extensión de arena y el pinar cercano son planes ideales para pasar un día rodeado de mar y naturaleza. La cala se encuentra a unos 9 km de la localidad de Capdepera, por lo que no está demasiado concurrida en ningún sentido, una gran oportunidad para disfrutar del entorno con tranquilidad.