AIS para barcos (Automatic Identification System)

Las siglas “AIS” provienen del inglés y dan significado al acrónimo británico Automatic Identification System o lo que es lo mismo, Sistema de Autentificación Automática universal de buques.

El AIS es en definitiva un equipo tecnológico de ayuda en la navegación que permite entre otras funciones identificar el nombre de un buque, localizar su llamada, su localización o coordenadas, el rumbo que sigue, su destino, la velocidad de nudos que está desarrollando e inclusive, las características físicas del navío.

Con este avanzado sistema de navegación el capitán de un buque cuenta en tiempo real con la mayor información sobre su propio barco así como los datos de relevancia del resto de embarcaciones que recorren las aguas durante su trayectoria.

Aquí puedes consultar las principales páginas web donde puedes ver en vivo la situación de los barcos: Localización de barcos

Las autoridades también se nutren de esta información proporcionada por los sistemas AIS de cada buque para prevenir posibles colisiones, advertir de los riesgos de ciertas rutas marítimas y proporcionar información crucial en las labores de salvamento marítimo.

Debemos aclarar que el sistema AIS no es un radar por lo que la información que proporciona depende de los sistemas de GPS. Este detalle es relevante dado que las antenas de los GPS se colocan en el puente del buque y en consecuencia, debe cuantificarse el total de la eslora del barco.

Por otra parte, al no ser un sistema de equipación obligatorio para todo tipo de navíos, no todos los barcos disponen de uno por lo que la información que proporcionan es parcial, existiendo la posibilidad de que existan buques que estén navegando próximos y que no constan en el AIS. En todo caso, debe valorarse como un complemento perfecto de un radar pero sin llegar a ser su sustituto natural. Si que es un sistema obligatorio desde su aprobación en el año 2002 por la Organización Marítima Internacional (OMI) para aquellos barcos que cumplan ciertas características y se hayan adherido al Convenio SOLAS (Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida en el Mar) entrando en vigor desde el 31 de diciembre de 2004.

En concreto, es obligatorio el Sistema AIS para buques adheridos al Convenio Solas que cuenten con un arqueo bruto superior a los 500 GT, buques en viaje internacional con arqueo bruto superior a 300 GT así como todos los buques de pasaje, independientemente del tamaño que ostenten.

Centrándonos en el funcionamiento del AIS, decir que cuenta con dos fuentes de entrada de información, de una parte la suministrada por los datos del propio GPS y por otro lado, datos que el usuario del buque introduce unilateralmente. Ambas fuentes de información serán emitidas por dos frecuencias de banda marina lo que garantiza un excelente y equilibrado sistema de transmisión.

Respecto a su radio de alcance, este es idéntico al que proporciona la frecuencia de banda marina VHG, con un alcance aproximado de unas 30 millas náuticas, con una actualización automática de datos que facilita en gran medida la navegación al usuario.

Por último, dentro del apartado de funcionamiento, el sistema AIS a través de su cinemática proporciona el cálculo de referencia entre el CPA o distancia mínima de paso y el TCPA o tiempo hasta la distancia mínima de paso. Con este cálculo, y contrastándolo con el MARPA (Material de Rescate Polivalente Acuático) tendremos una información fiable sobre el riesgo de colisión entre dos buques, lo que nos permitirá tomar decisiones de navegación seguras.

A la hora de interpretar la información que suministra el Sistema AIS remarcar una recomendación de la OMI que nos advierte que debe utilizarse una pantalla complementaria para reflejar estos datos y no superponerla en la del propio radar del barco. Con esta forma de proceder podemos realizar en tiempo real comparativas de datos y detectar información errónea o tergiversada popularmente conocida como los “falsos ecos”.

En última instancia debemos pararnos a comentar que tipos de AIS existen en el mundo de la navegación actualmente. En este sentido, podemos distinguir dos tipos, el AIS A, y el sistema AIS B.

El AIS A es un Sistema de navegación que se utiliza como complemento de los sistemas de navegación y ayuda de carácter obligatorio, por lo que en consecuencia, cumple con una serie de prescripciones técnicas aprobadas e impuestas por los las autoridades y organismos marítimos a nivel internacional.

El AIS B por su parte, es un dispositivo de navegación instalado de forma voluntaria por un usuario particular en su embarcación y no tiene que incorporar las prescripciones técnicas anteriormente expresadas, reflejando variables en su fabricación según la empresa encargada de su producción.

Existen sistemas básicos, otros que incorporan una pantalla integrada, sistemas AIS con WIFI e incluso, sistemas de recepción que únicamente reciben información, pero por el contrario no emiten datos a otras embarcaciones.