El mantenimiento de barcos después del verano

Después del verano, muchos propietarios deciden sacar las embarcaciones del agua y llevar a cabo el mantenimiento de sus barcos. Coincidiendo con la llegada del otoño y del invierno, muchas personas deciden abandonar por unos meses la práctica de la náutica y darle a su barco el mantenimiento necesario. Los expertos recomiendan sacar la embarcación del agua por lo menos una vez para repasar el casco y llevar a cabo algunas reparaciones y mantenimiento, con el objetivo de que el barco esté en las mejores condiciones cuando llegue el buen tiempo.

Y es que cada año deberíamos sacar la embarcación del agua para hacer una limpieza a fondo de los bajos de la embarcación, donde se incrustan las algas por debajo de la línea de flotación. Si no realizamos el mantenimiento del barco y dejamos que se vayan acumulando las algas en el casco, luego costará más eliminarlas. Además de eliminar las algas, en el proceso de mantenimiento se le da un tratamiento al casco de la embarcación y se hace una revisión a fondo del estado del mismo. Ese es el momento de ver si debemos realizar pequeñas reparaciones en el casco, para evitar males mayores durante el resto del año.

gestoría de seguros náuticos

El mantenimiento de barcos es de carácter preventivo

El mantenimiento de los barcos tiene en gran parte un carácter preventivo. En cierto modo sucede como en el caso de los aviones. Se aprovecha un momento en el que la nave tiene un menor uso para realizar unas pruebas rutinarias. Además de realizar las correspondientes comprobaciones en el casco, este es el momento de repasar otras partes importantes, como por ejemplo el motor. Vale la pena aprovechar este momento para realizar los cambios de aceite, de filtros, etc.

En el caso de que tengamos un velero, también vale la pena hacer un repaso al estado de las velas y el estado de la jarcia, de las escotas, de las drizas, etc. También es el momento de revisar las baterías, la cadena del ancla, el estado de las escotillas, y de chequear el estado de la carpintería y de los elementos de seguridad, como la balsa. Por otro lado, también es aconsejable acercarse a la gestoría de seguros náuticos para decidir qué coberturas vamos a contratar para el próximo ejercicio.