10 de los barcos más famosos de la historia

Para hablar de los barcos más famosos de la historia es importante saber que  la navegación ha sido utilizada por el ser humano para satisfacer todo tipo de necesidades, para la alimentación a través de la pesca, para el transporte de personas y mercancías; con los remos como propulsión, después el viento, la incorporación del motor a vapor, y por último, la combustión diésel.

Hay un grupo de barcos que son los más famosos e influyentes, en su época histórica. Buques que, a causa de sus hazañas o por sus triunfos en guerras o batallas, han formado parte de la leyenda. En algunos casos los barcos más famosos de la historia lo fueron por el diseño, en otros casos por su andadura épica a  lo largo de diferentes océanos.

El Titanic 

barco más famoso

Fuente: Wikimedia Commons

En su época, el barco de pasajeros más grande y lujoso conocido, inició su ruta el 10 de abril de 1912. Solo cuatro días más tarde, el 14 de abril a las 23.40, el buque chocó contra un iceberg al sur de las costas de Terranova, hundiéndose a las 2.20 de la mañana del día siguiente, y pereciendo 1.517 personas.

El buque más conocido entre los barcos más famosos de la historia medía 269 metros de eslora y tenía 9 cubiertas. En su propulsión, contaba con tres hélices, dos de 3 palas y una central de 4 palas. Un total de 29 calderas lo alimentaban, y generaban una potencia máxima de 59.000 CV. Con ello, podía alcanzar una velocidad de 21 nudos (unos 40 km/h). Su capacidad máxima era de 3.547 pasajeros.

 Los camarotes estándar de la primera clase tenían revestimientos de madera blancos, costosos muebles y otras decoraciones de un diseño de primer nivel. Los baños disponían de agua caliente y fría, y los camarotes-suites más lujosos, tenían chimeneas con estufas eléctricas empotradas. Como elemento totalmente innovador, aún no visto en los viajes durante esa época, el Titanic contaba con tres ascensores para la primera clase, y uno para la segunda.

La Niña, la Pinta y la Santa María 

barcos famosos carabelas

Réplicas de La Pinta, La Niña y La Santa María enviadas a la exposición de Chicago de 1893.

Fuente: Wikimedia Commons

Estas tres naves hicieron el viaje por mar considerado más importante a lo largo de la historia. Denominadas carabelas, eran naves muy pequeñas, un frágil refugio para la tripulación contra las inclemencias del tiempo, pero resistentes y fuertes.

La Santa María era la mayor de las tres embarcaciones. Era la nave capitana, y en ella iba Colón. Se trataba de una Carraca de tres palos, construida en 1480, con 23.6 metros de eslora, 51.3 toneladas de peso y una tripulación de 39 hombres.

La Niña era considerada como una Carabela de velas latinas, de unas 52 toneladas y 21.4 metros de eslora. La tribulaban 20 marinos. Carecía de castillo, aunque tenía un pequeño alcázar de popa.

La Pinta era la nave más pequeña, con solo 20.4 metros de eslora. Sus velas formaban un trinquete cuadrado y una gran vela mayor, el palo largo era sostenido en una vela triangular. Su popa era cuadrada, y era la más rápida de las tres, por lo que normalmente iba al frente de la expedición.

seguros náuticos

 

El Queen Anne’s Revenge (Venganza de la Reina Ana) 

 

La captura de un barco francés en 1717 sirvió al pirata Barbanegra para convertirlo en su buque, previamente habiendo añadido más cañones y sustituido el nombre por el de Queen Anne’s Revenge. Con él, el pirata atacó a barcos de muchas nacionalidades, sobre todo ingleses, holandeses y portugueses.

Se dice de él que estaba embrujado y obedecía a su capitán sin necesidad de algunas labores marinas. En su origen se llamaba “Concord”, y era inglés. Los franceses lo robaron dos años después, denominándolo “La Concorde”. Su final vino cuando Barbanegra lo cambió por otro en mejor estado, y lo varó en un banco de arena.

En 2013, un grupo de arqueólogos y buzos recuperaron cinco cañones de asalto de la Venganza de la Reina Ana

El Bismark 

bismark barco importante

fuente: wikimedia Commons

Fue el primero de dos acorazados construidos para la Kriegsmarine alemana en la Segunda Guerra Mundial y otro de los barcos más famosos de la historia. Su construcción se completó en 1940, aunque su botadura se había producido un año antes. Junto con su barco gemelo, el Tirpitz, fue el barco acorazado más grande construido hasta la época por cualquier armada, además del más veloz.

Tenía una eslora en línea de flotación de 241.5 metros y desplazaba un máximo de 53.486 toneladas métricas. Alcanzaba una velocidad de 30.12 nudos.

No contaba con los cañones más grandes de la época, pero sí eran los más modernos, lo que le convertía en el buque acorazado mejor blindado, y el más poderoso del mundo. Este buque otorgó a Alemania la superioridad frente a los buques británicos, pues era superior en todo a todos los barcos del mundo.

El ex primer ministro británico Winston Churchill afirmó sobre el Bismarck que era una nave terrible y una obra maestra de la ingeniería naval. Aunque los británicos siempre han asegurado haberlo hundido, comprobaciones posteriores han llegado a la conclusión de que el buque en el fondo del mar no tenía agujeros provocados por torpedos británicos. Entre las teorías e hipótesis más posibles está el que los propios alemanes lo hundieran, para evitar que la coalición anti alemana se hiciera con él.

El Victory 

barcos más conocidos

fuente: wikimedia Commons

El Victory es un navío de línea británico, que se hizo famoso por su participación, en 1805, en la Batalla de Trafalgar, como buque insignia del almirante Horatio Nelson. Desde que abandonara la navegación permanece en dique seco como museo en el sur de Inglaterra, en Portsmouth, pero aún está en activo como buque insignia de la Marina Real Británica.

En la Batalla de Trafalgar, el Victory contaba con un total de 104 cañones. En la actualidad, el Victory es el buque de guerra en servicio más antiguo del mundo.

Enterprise 

portaaviones mas conocido

Fuente: wikimedia Commons

El USS Enterprise es un conocido portaaviones de la Armada de Estados Unidos, el número ocho con ese nombre, además de otro de los barcos más famosos de la historia. Parte de su fama se debe a ser el primer portaaviones nuclear del mundo. En la actualidad, es el buque de guerra de mayor tamaño, con sus 342 metros.

Tras los atentados de 11 de septiembre de 2001, el Enterprise se encontraba de viaje de vuelta a casa desde el Golfo Pérsico. Cuando su capitán se enteró de lo ocurrido, antes de recibir ninguna orden, comprendió que debía volver para atrás. En octubre de ese año fue el apoyo aéreo para las operaciones de la guerra de Afganistán. En tres semanas, el grupo aéreo que tenía su base en él realizó más de700 salidas.

Nautilus 

nautilus submarinos conocidos

Fuente: wikimedia Commons

El USS Nautilus es un submarino nuclear de ataque de la norteamericana US Navy. Es el primer submarino de la historia bautizado con ese nombre, dotado de propulsión atómica, y el primero que atravesó el Polo Norte sumergido.

En lo que se refiere a sus características, mide unos 98 metros de largo, y se equipó en origen con 6 tubos lanzatorpedos. Su peso ronda las 3.000 toneladas. Cuando estaba operativo, su tripulación la formaban 13 oficiales y 92 tripulantes.

En el año 1957, el Nautilus hizo realidad el sueño de Julio Verne, viajando sumergido 60.000 millas marinas, el equivalente a 111.000 kilómetros. Una nueva meta lo llevó a cruzar por debajo de los hielos que flotan sobre el Polo Norte. Fue la Operación Sunshine.

Golden Hind 

Conocido comno la “cierva dorada”, fue un galeón inglés muy conocido por dar la vuelta al mundo entre 1577 y 1580, bajo la capitanía del corsario Sir Francis Drake. Su nombre original era “Pelican”, y se rebautizó como gesto con el patrón del barco, Sir Christopher Hatton, que tenía un blasón con una cierva dorada.

Tras su gesta alrededor del mundo, el Golden Hind permaneció atracado en el puerto de Deptford varios años, para su exhibición. Pero el deterioro y la excesiva cuantía necesaria para su reparación, hizo que se utilizara para extraer de su casco una cantidad de madera con la que se construyó una cátedra, enviada a la universidad de Oxford.

Flying Dutchman, el Holandés errante

El Holandés errante ha inspirado todo tipo de historias de horror, cuadros, películas y óperas. Aparece por vez primera en unos cuadernos de viaje de George Barrington, a finales del siglo XVIII. Todo indica que provenía de Amsterdam, y lo capitaneaba un marino llamado Van der Decken.

La leyenda habla de que una tormenta hundió el barco, con su capitán, que había hecho un pacto con el diablo de cruzar el cabo Good Hope hasta el día del Juicio Final. Por ello, fue condenado a navegar los mares por toda la eternidad, convirtiéndose en el barco fantasma más conocido. Se ha hablado de crímenes horribles cometidos a bordo e incluso que la leyenda nace de una epidemia que infectó a la tripulación y por ello se vieron condenados a navegar eternamente, sin poder pisar tierra firme.

La realidad pudo ser que el modelo del comandante del Holandés errante estuviera basado en el capitán holandés Bernard Fokke, conocido por la velocidad que alcanzaban sus buques, que se atribuía a un pacto diabólico.

RMS Lusitania

lusitania barcos de guerra

fuente: wikimedia commons

El RMS Lusitania, también en la lista de los barcos más famosos de la historia, fue un buque británico transatlántico construido en Escocia. Su nombre se debe a la antigua provincia romana de Lusitania. En la Primera Guerra Mundial, en plena guerra submarina de Alemania y Reino Unido, fue localizado y torpeado por un buque alemán en 1915, hundiéndose en poco más de 15 minutos. La tragedia costó la vida a 1198 personas que iban a bordo, y puso a la opinión mundial en contra de Alemania, provocando, entre otras cosas, la entrada de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial. El hundimiento del RMS Lusitania fue considerado como un símbolo icónico de reclutamiento.