Por qué es importante disponer de un seguro zodiac barato

Disponer de un seguro de embarcaciones para poder navegar es, no solo obligatorio por la ley, sino una necesidad de la que muchas veces no somos conscientes: un seguro náutico se hará cargo de los daños que ocasionemos a terceros, pero también nos ofrecerá cobertura en caso de hundimiento, incendio o naufragio, entre otras situaciones.

Muchas veces tenemos la percepción de que el seguro va a ser necesariamente algo costoso y a lo que sacaremos poco partido, pero la verdad es que existen muchísimas compañías que ofrecen pólizas económicas y buenas coberturas que nos garantizarán unas vacaciones tranquilas y nos evitarán más de un susto mientras navegamos con la familia.

Contratar un seguro zodiac barato con las coberturas más básicas puede sernos de gran utilidad si solo utilizamos nuestra embarcación algunas veces durante el verano: de esta manera, tendremos cubierta la responsabilidad civil frente a cualquier daño que podamos ocasionar a un tercero y, además, estaremos cubiertos en caso de que necesitemos que nuestra embarcación sea remolcada por cualquier motivo: una colisión, que esta quede varada, etcétera.

También podemos contratar un seguro con algunas coberturas adicionales, como por ejemplo el robo, especialmente si nuestra embarcación no está habitualmente en un lugar vigilado, o añadir a nuestro seguro zodiac barato una lista con los accesorios de la embarcación que no vengan de serie, como cañas de pescar, por ejemplo.

Otra cobertura muy interesante que incluir en nuestro seguro zodiac barato es la de accidentes, que cubrirá los gastos generados por cualquier daño que sufran las personas a bordo en caso de que nos ocurra algún percance.

En el caso de sufrir un siniestro, deberemos contactar con la compañía aseguradora y dar un parte a la mayor brevedad posible, en el que incluiremos nuestros datos y los de la embarcación, una descripción del accidente y toda la información adicional que consideremos relevante. Una vez hecho esto, la compañía nos indicará si el percance está cubierto por la póliza y se iniciarán los trámites pertinentes para la reparación; en caso contrario, deberemos reclamar la cobertura.

Cualquier seguro zodiac barato entra en vigor desde la fecha de emisión que conste en el contrato, siempre y cuando se haya abonado la prima de la póliza y, si no deseamos renovarlo, deberemos avisar a la compañía con dos meses de antelación, ya que en caso contrario esta podrá reclamarnos el pago de la prima.