Seguro para zodiac pequeña

Si vas a iniciarte en la náutica una opción muy cómoda es comenzar con una pequeña embarcación que pueda ser transportada a remolque de un vehículo o bien sobre la baca de éste. Y es que se trata de embarcaciones que nos brindan una serie de ventajas muy atractivas que comentaremos más adelante.

Pero, ¿qué tipo de barcos se pueden transportar fácilmente por carretera? Lo más recomendable es decantarse por embarcaciones neumáticas o semirrígidas como las zodiac. Además, en cuanto a las coberturas para salir a navegar el sector asegurador nos ofrece hoy en día, por ejemplo, excelentes alternativas de seguro para zodiac barato que incluyen todas las prestaciones necesarias.

Como apuntábamos, las embarcaciones susceptibles de ser transportadas por carretera nos facilitan una serie de ventajas muy interesantes. Básicamente hacemos referencia a una mayor durabilidad, versatilidad y ahorro:

  • Nos permiten cambiar la zona de navegación según nuestras preferencias o en función del tiempo meteorológico. Además hacen posible combinar rutas en mar y en aguas de interior.
  • Al reducir el contacto continuo con el agua se favorece que tanto la embarcación como el motor sufran menos desgaste y se contribuye a una mayor durabilidad.
  • En cuanto al ahorro, al buscar nuestro seguro para zodiac barato nos pueden apuntar que este tipo de embarcaciones son más económicas. Pero, ¿por qué motivos?  Por ejemplo, se trata de barcos que al poder invernar en garaje, en jardín propio… reducen el importe destinado al amarre en puerto. Además ahorramos en pintura anti-incrustante y el mantenimiento del remolque tampoco es elevado.

Como ves, las embarcaciones neumáticas o semirrígidas son una opción muy práctica para sacar el máximo partido a nuestras rutas de náutica. Infórmate de forma más amplia sobre los distintos modelos y las opciones de seguros para zodiac baratos que hay en el mercado y empieza a planificar las rutas que harás este verano.

Opciones para el seguro de nuestra zodiac

Asegurar nuestras embarcaciones para poder navegar es, no solo obligatorio por la ley, sino una necesidad de la que muchas veces no somos conscientes: un seguro náutico se hará cargo de los daños que ocasionemos a terceros, pero también nos ofrecerá cobertura en caso de hundimiento, incendio o naufragio, entre otras situaciones.

Muchas veces tenemos la percepción de que el seguro va a ser necesariamente algo costoso y a lo que sacaremos poco partido, pero la verdad es que existen muchísimas compañías que ofrecen pólizas económicas y buenas coberturas que nos garantizarán unas vacaciones tranquilas y nos evitarán más de un susto mientras navegamos con la familia.

Contratar un seguro para zodiac económico con las coberturas más básicas puede sernos de gran utilidad si solo utilizamos nuestra embarcación algunas veces durante el verano: de esta manera, tendremos cubierta la responsabilidad civil frente a cualquier daño que podamos ocasionar a un tercero y, además, estaremos cubiertos en caso de que necesitemos que nuestra embarcación sea remolcada por cualquier motivo: una colisión, que esta quede varada, etcétera.

También podemos contratar un seguro con algunas coberturas adicionales, como por ejemplo el robo, especialmente si nuestra embarcación no está habitualmente en un lugar vigilado, o añadir a nuestro seguro una lista con los accesorios de la embarcación que no vengan de serie, como cañas de pescar, por ejemplo.

Otra cobertura muy interesante que incluir en nuestro seguro zodiac barato es la de accidentes, que cubrirá los gastos generados por cualquier daño que sufran las personas a bordo en caso de que nos ocurra algún percance.

En el caso de sufrir un siniestro, deberemos contactar con la compañía aseguradora y dar un parte a la mayor brevedad posible, en el que incluiremos nuestros datos y los de la embarcación, una descripción del accidente y toda la información adicional que consideremos relevante. Una vez hecho esto, la compañía nos indicará si el percance está cubierto por la póliza y se iniciarán los trámites pertinentes para la reparación; en caso contrario, deberemos reclamar la cobertura.

Cualquier seguro de zodiac barato entra en vigor desde la fecha de emisión que conste en el contrato, siempre y cuando se haya abonado la prima de la póliza y, si no deseamos renovarlo, deberemos avisar a la compañía con dos meses de antelación, ya que en caso contrario esta podrá reclamarnos el pago de la prima.

Ahorra en el seguro de tu zodiac con un buen mantenimiento de tu lancha neumática

Cuidado de la lona de la zodiac

La zodiac es una de las embarcaciones más versátiles que existen: rápida, ligera, capaz de navegar por muchísimos entornos diferentes… Muchas veces tendemos a pensar en ella como una especie de “embarcación todoterreno”, sin tener en cuenta que pese a su gran resistencia es muy delicada en algunos aspectos y que tendremos que cuidarla cprestando atención al mantenimiento si lo que queremos es que nos dure muchos años.

Uno de los errores que se cometen con más frecuencia es dejar nuestra neumática plegada en una bolsa. Si la aprietas demasiado y dejas la bolsa en un lugar muy caluroso, como dentro del coche o incluso en el barco, corres el riesgo de que el PVC se pegue y tu zodiac quede inservible. Lo mejor es no apretarla en la bolsa o, si tienes la posibilidad, dejarla estirada con un poquito de aire dentro.

También es muy importante que no la dejes en el agua durante largos periodos de tiempo si no vas a utilizarla, porque acabará con algas e incrustaciones innecesarias y muy difíciles de eliminar. Ten en cuenta que no puedes usar una rasqueta para limpiarla, como en una embarcación de fibra, y podrías perforarla. ¡Y eso, el seguro de zodiac no lo cubre!

En la misma línea, procura limpiarla bien siempre que consideres que pueden quedar restos de arena en el interior de la embarcación y no introduzcas en ella objetos punzantes a no ser que sea estrictamente necesario. Lo mismo sucede con los pantalanes o el suelo en general: la abrasión puede ser fatal.

En este caso, la mejor solución será siempre colocar una lona como tejido de sacrificio en las zonas que más sufran debido a las rozaduras de los cabos, por ejemplo. También es muy buena idea confeccionar una funda de este material para protegerla del sol: encontrarás lona en cualquier tienda de telas y aumentará varios años la vida útil de tu zodiac.

Cómo reparar tu neumática sin recurrir a tu seguro

Es más que probable que alguna vez te hayas encontrado con que tu zodiac pierde aire pero no sabes por dónde. En estos casos lo mejor es aplicar agua con un poco de bajón con un pulverizador; esta solución formará burbujas al contacto con el aire, así que será fácil localizar el pinchazo.

Cuando lo tengas ubicado, márcalo con un rotulador y aplica un parche con disolvente, que podrás encontrar en cualquier tienda de náutica. Así evitarás tener que llamar a tu compañía de seguros y hacer un parte.