Antes del verano, revisa tu seguro para barcos y pon a punto la embarcación

A las puertas del verano y con muchas ganas de disfrutar de las vacaciones a bordo de nuestro barco es importante que revisemos varios aspectos de nuestra embarcación para evitar incidencias durante las travesías estivales.

Esta necesidad de puesta a punto después de varios meses de nula o escasa actividad, que habitualmente nos la recomiendan tanto al comprar una embarcación como al contratar un seguro para barcos, nos permitirá asegurar el buen funcionamiento de la embarcación y navegar con mayor tranquilidad y seguridad.

Durante los meses que no hemos utilizado nuestro barco lo ideal es que hayamos desmontado lonas, velas, asientos… para almacenarlos y resguardarlos de las inclemencias del tiempo. Así que durante la puesta a punto recuperaremos todos estos elementos para instalarlos de nuevo y comprobar que están en buen estado. En el caso de que hayan sufrido algún desperfecto miraremos que estén cubiertos por nuestro seguro para barcos.

En cuanto al interior de la embarcación, es hora de revisar el motor siguiendo las recomendaciones del fabricante y comprobando que los niveles de aceite y de refrigerante sean los adecuados.

Otro aspecto que debemos tener en cuenta durante la puesta a punto es revisar el estado de la cubierta ya que seguramente durante los meses de parón el agua y la lluvia hayan causado manchas y humedades. Para eliminarlas podemos usar jabón neutro y cepillo o, si tenemos, una máquina limpiadora que dispara agua a presión. Esta nos facilitará mucho el trabajo.

También es importante poner en seco la embarcación para limpiar y pintar los fondos ya que esto contribuirá a que el barco alcance mayor velocidad y ahorre consumo de combustible.

Por último, la supervisión que realicemos antes de soltar amarras también deberá comprobar el estado de las baterías, el ancla y su cadena, las frisas de las escotillas y portillos, los salvavidas… Si todo está correcto, entonces miraremos que llevemos toda la documentación necesaria para la navegación además de comprobar que nuestro seguro para barcos siga vigente. Ahora sí… ¡Feliz viaje!