Qué tener en cuenta al renovar el seguro embarcaciones de recreo

Ha pasado otro año más y es momento de renovar tu seguro embarcación de recreo. Por regla general, a la mayoría la renovación del seguro náutico nos coincide con los meses de mayo o junio, es decir, a inicios del verano, momento en el que deseamos tener todo atado y soltar amarras durante unos cuantos días.

No obstante, es lógico que te preguntes qué tipo de coberturas deberías renovar para tu seguro embarcación de recreo, en especial, si el año anterior tuviste algún percance que no estaba incluido en la prima. Para ello, te presentamos unos cuantos consejos que, creemos, deberías tener en cuenta.

Como bien sabemos, la Responsabilidad Civil Obligatoria es la prima más básica cuando contratamos nuestro seguro, y aquella que menos coberturas mantiene. Por regla general, la mayoría de las aseguradoras incluyen la defensa jurídica, aunque es conveniente que nos aseguremos de ello antes de su contratación. Asimismo, un seguro a terceros ampliado puede resultar tranquilizador para la mayoría de los navegantes, puesto que nunca sabemos qué puedo ocurrir en el mar y cubrirnos con una Responsabilidad Civil Voluntaria, la protección jurídica y la asistencia marítima puede resultarnos algo muy económico, en especial, cuando tengamos algún contratiempo, por mínimo que sea.

Sin embargo, en el momento de renovar nuestro seguro embarcaciones de recreo, lo más conveniente —más allá de estas decisiones básicas entre primas—es tener presente las garantías adicionales que podemos contratar. Si nos encanta pescar y dejamos nuestro equipo a bordo de la embarcación, quizá no es mala idea contratar un seguro de pesca que cubra el coste del material ante robo.

Asimismo, cubrirnos frente a posibles accidentes puede resultar una excelente idea dependiendo de la tripulación con la que viajemos. Este tipo de coberturas son habituales en la contratación del seguro embarcaciones de recreo, pues por inexperiencia de algunos de los acompañantes pueden ocurrir pequeños descuidos que, si bien no tienen por qué llegar a más, hace interesante la garantía frente a gastos médicos o invalidez temporal; si preferimos ser precavidos, también tendremos presente que se incluyen coberturas hacia casos más grave e incluso decesos.

En resumen, antes de contratar el seguro embarcaciones de recreo analizaremos nuestras necesidades y evaluaremos los posibles hándicaps durante la navegación; debemos tener presente que incluso los grandes patrones tienen, de vez en cuando, algún encontronazo con el mar y que, por ello, coberturas como la remoción de restos pueden ahorrarnos grandes sumas de capital por muy poco dinero al año.