¿Barco a motor o a vela? Diferencias más allá del seguro de barco

¿Te has decidido ya a comprarte una embarcación? ¿Te imaginas surcando las olas, viento a estribor, alejándote millas y millas de la costa? ¿Te has informado sobre las mejores compañías para contratar el seguro de  barco? ¿Sabes, incluso, de qué color vas a tapizar los sofás? Cuanto más lo piensas más ganas tienes, ¿verdad? Pero espera, un momento: barco a vela… ¿o a motor?

¡Ah, terrible duda! Si te apasiona la idea de navegar a toda vela pero también te encanta la velocidad de una buena motora, no desesperes: vamos a explicarte los pros y los contras de cada tipo para que tengas algunas referencias a la hora de elegir.

Centrémonos, en primer lugar, en los barcos a motor: si hay algo que debes tener en cuenta es ¡el combustible! Y cuanto más potente sea el barco, más gastará. Además, es necesario hacer más mantenimiento para que todo funcione perfectamente; como contrapartida, no es necesario hacer tantas maniobras como con un velero y la navegación es mucho más rápida, por lo que es ideal si dispones de poco tiempo y poca o ninguna tripulación.

En lo que a veleros se refiere, su mantenimiento es bastante más complejo porque necesitarás revisar la jarcia, el acastillaje, la cabullería y las velas. Y también requieren de más experiencia y de una tripulación mayor o menor en función de la eslora, que te ayude a realizar las maniobras, atar los cabos, etcétera.

Un velero siempre dependerá mucho más de la meteorología, por lo que es muy importante que tengas en cuenta cómo es la zona donde vives o donde tendrás el barco amarrado para valorar si realmente le sacarás partido a una embarcación de este tipo.

Como ves, tanto un tipo como otro tiene sus ventajas y desventajas, y para elegir te recomendamos que tengas en cuenta: cómo es la zona en la que utilizarás la embarcación; cuánto tiempo tienes para hacerlo; y con cuánta gente podrás salir a navegar.

Seguro para barco para motoras y veleros

Las coberturas esenciales tanto para un barco a motor como para uno a vela son las mismas: cobertura de responsabilidad civil, remolque… Eso sí, frente a un mismo seguro para barco la potencia del motor puede hacer que la prima varíe mucho entre uno y otro. ¡Pero diferentes características del velero también pueden hacer subir la prima! Como siempre, lo mejor es contactar con un equipo de profesionales que te asesore sobre qué seguro para barco es más recomendable.