Qué debemos revisar en el seguro para embarcaciones de recreo

En el caso de que tengamos una embarcación seguramente estemos apunto de renovar su seguro ya que entre abril y julio vencen la mayoría de contratos de seguro para embarcaciones de recreo. Así que es importante que recordemos cuáles son las coberturas más importantes que debe incluir.

A la hora de hablar de seguros náuticos en España nos referimos al Real Decreto 607/1999 de 16 de Abril sobre el seguro obligatorio de Responsabilidad Civil para embarcaciones de recreo, el cual hace referencia a un seguro de mínimos. Nos garantiza una responsabilidad civil de 336.567€ con varios sublímites: 120.202€ por víctima para daños personales con un tope de 240.404€ (para 2 víctimas) y 96.163€ en el caso de daños materiales. Así pues, según el tipo de barco que tengamos y el uso que le demos, será más que conveniente ampliar los límites garantizados por nuestro contrato.

Además, hay que tener también presente que el seguro obligatorio tiene varias exclusiones como, por ejemplo, que no se incluya la participación en regatas o que únicamente se cubra a la embarcación mientras esté a flote. Por lo que, en el caso de que nuestro barco provoque daños estando varado en tierra no quedarán garantizados por el seguro obligatorio.

Por otro lado, aunque este tipo de contratos incluyen la defensa jurídica no contemplan la reclamación de daños y esto es muy recomendable para evitar las complicaciones que supone en muchas ocasiones reclamar un daño a un tercero, sobre todo si el barco está asegurado fuera de España.

Otro aspecto importante en el seguro para embarcaciones de recreo es la asistencia marítima. Hablamos de la garantía que cubre el remolque y salvamento de la embarcación en el caso que nos quedemos, por ejemplo, varados en las rocas. Además también se aconseja incluir la remoción de restos para cubrir el coste de sacar del agua el barco naufragado por requerimiento de la autoridad marítima. Hay que tener presente que hoy en día muchos puertos deportivos exigen esta cobertura para permitir el amarre de nuestra embarcación.

Por último, se debe recordar que en nuestro seguro para embarcaciones de recreo podemos asegurar muerte, invalidez y asistencia sanitaria de los ocupantes, pérdida total y robo del barco, accesorios y/o efectos personales e incluso los daños propios con o sin franquicia. Y en el caso de que estés valorando cambiarte de compañía ten en cuenta que según la Ley del contrato de seguro las bajas a vencimiento se han de comunicar a la compañía de seguros con un mínimo de 2 meses antes de su vencimiento. Si no se anularía el contrato por impago y, en algunos casos, incluso se reclamaría el pago del recibo.

En el caso de que necesites ampliar la información relativa a tu seguro náutico puedes solicitarla a info@segurosdenautica.com