¿Barcos nuevos o de segunda mano?

El mercado de venta de barcos, tanto barcos nuevos como de segunda mano, se está animando, y está dejando atrás los peores momentos. La mejora de las perspectivas económicas y del acceso a la financiación ha permitido que remonten las ventas de barcos nuevos y de segunda mano. Según datos de ANEN (Asociación Nacional de Empresas Náuticas) en el primer semestre de 2015 se han vendido 8.075 embarcaciones, un 2,4% más que en el mismo período del año pasado. Por cada barco nuevo se han vendido 3,88 embarcaciones de ocasión.

Según esta asociación, los barcos a motor y las embarcaciones a vela suelen tener un mejor mercado de ocasión, ya que la venta de naves de segunda mano casi quintuplica a las nuevas, mientras que las embarcaciones neumáticas y semirígidas se venden prácticamente el mismo numero de unidades nuevas como usadas.

A la hora de pensar en comprar barcos nuevos o de segunda mano, hay diversos factores que tenemos que tener en cuenta. Adquirir una embarcación nueva es en cierto modo como comprar un coche nuevo. Podremos escoger color, tamaño, accesorios, equipamiento, etc. En cierto modo estos variables son los que encarecerán el producto. Para escoger una embarcación nueva podremos acudir a ferias y concesionarios. Es posible incluso que nos permitan probar una embarcación similar a la que vamos a adquirir, para que nos acabemos de convencer.

Barcos nuevos o comprarlos en el mercado de ocasión

La otra opción es acudir al mercado de segunda mano. La ventaja es que en el mercado de ocasión puedes negociar un precio, si es que consideras que están valorando la embarcación a un precio superior al que piden. Conviene que revises el estado de la embarcación y que te pasen una lista de los accesorios y equipamiento, de manera que puedas repasar también su estado. Puedes realizar una paga y señal como reserva de la embarcación, hasta que logres reunir el dinero que solicitan.

A la hora de comprarlo, puedes contactar y negociar directamente con el propietario del barco de segunda mano o bien cerrar el trato con un intermediario, que exigirá una comisión por la prestación de sus servicios. En todo caso, antes de realizar la compra del barco, ya sea usado o de segunda mano, te tienes que informar en una gestoría de seguros náuticos cómo realizar la operación de compra de manera correcta. Ellos te asesorarán de tus derechos como consumidor en toda la operación.

gestoría de seguros náuticos